Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools

Get Adobe Flash player

A-A+Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Síndrome de Alcoholismo Fetal

¿Qué es el "síndrome de alcoholismo fetal" (FAS, por su sigla en inglés)?

Los bebés nacidos de madres que consumen alcohol durante el embarazo pueden tener problemas incluidos en un grupo de trastornos llamado "trastornos del espectro alcohólico fetal" (FASD, por su sigla en inglés), entre los cuales pueden mencionarse:

  • Síndrome de alcoholismo fetal (FAS). Este síndrome abarca los efectos más graves que pueden presentarse cuando una mujer bebe durante el embarazo, e incluyen la muerte del feto. Los bebés nacidos con el síndrome de alcoholismo fetal tienen rasgos faciales anómalos y problemas de crecimiento y del sistema nervioso central, lo que incluye discapacidad intelectual.

  • Trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol (ARND). Los niños con trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol (ARND, por su sigla en inglés) pueden no tener el síndrome de alcoholismo fetal completo, sino presentar problemas de aprendizaje y conducta debido a la exposición al alcohol antes de su nacimiento. Estos problemas pueden incluir dificultades en matemáticas, deterioro de la memoria o la atención, problemas para controlar los impulsos o el juicio, y desempeño regular en la escuela.

  • Anomalías congénitas relacionadas con el alcohol (ARBD). Las anomalías congénitas relacionadas con la exposición al alcohol antes del nacimiento (ARBD, por su sigla en inglés) pueden incluir anomalías en el corazón, los riñones, los huesos o el oído.

No existe cura para los trastornos del espectro alcohólico fetal; sin embargo, los niños que reciben un diagnóstico precoz e intervenciones físicas y educativas apropiadas, especialmente aquellos que viven en un hogar donde hay estabilidad y se le brinda una buena crianza, son más propensos a tener mejores resultados que aquellos que no tienen estas condiciones.

¿Cuáles son las causas del síndrome de alcoholismo fetal y otros trastornos del espectro alcohólico fetal?

Muchas drogas pueden pasar del torrente sanguíneo de la madre al feto a través de la placenta. El alcohol no es la excepción. El alcohol se degrada mucho más lentamente en el cuerpo inmaduro del feto que en el cuerpo de un adulto. Esto hace que los niveles de alcohol permanezcan elevados durante más tiempo en el cuerpo del bebé.

El cuadro completo del síndrome de alcoholismo fetal generalmente se desarrolla en los hijos de madres alcohólicas o de madres que beben con frecuencia o compulsivamente. No obstante, no existe ningún nivel de consumo de alcohol que pueda considerarse seguro. Incluso beber poco o con moderación puede afectar al feto en desarrollo.

¿Por qué constituyen una preocupación los trastornos del espectro alcohólico fetal?

El consumo de alcohol durante el embarazo tiene efectos significativos en el feto y el bebé. La dependencia y la adicción al alcohol por parte de la madre también hacen que el feto se vuelva adicto. Al nacer, la dependencia del bebé al alcohol continúa. Pero, debido a que el alcohol ya no está disponible, el sistema nervioso central del bebé se hiperestimula y da lugar a los síntomas de abstinencia. Los síntomas de abstinencia al alcohol pueden manifestarse a las pocas horas posteriores al nacimiento y durar hasta los 18 meses.

Además de los efectos agudos de la abstinencia, los niños suelen padecer los efectos teratógenos del alcohol (que causan anomalías físicas). En el síndrome de alcoholismo fetal, se observan deformidades específicas de la cabeza y la cara, defectos cardíacos y discapacidad intelectual.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos del espectro alcohólico fetal?

Según los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), los niños con trastornos del espectro alcohólico fetal pueden presentar las siguientes características o conductas:

  • Tamaño pequeño para la edad gestacional al nacimiento o baja estatura en comparación con niños de su misma edad

  • Anomalías faciales, tales como ojos pequeños y boca delgada

  • Mala coordinación física

  • Comportamientos hiperactivos

  • Dificultad de aprendizaje

  • Anomalías del desarrollo (por ejemplo, retrase en el habla o el lenguaje)

  • Discapacidad intelectual o bajo coeficiente intelectual

  • Problemas en la vida cotidiana

  • Habilidades de razonamiento o juicio regulares

  • Problemas del sueño y la succión en la lactancia

Los problemas a largo plazo en los niños con trastornos del espectro alcohólico fetal pueden incluir problemas psiquiátricos, conductas delictivas y pandilleras, escasa socialización, desempleo y educación incompleta.

Los síntomas de los trastornos del espectro alcohólico pueden parecerse a las de otros trastornos o problemas médicos. Consulte a un médico para recibir un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican los trastornos del espectro alcohólico fetal?

En la mayoría de los casos, los trastornos del espectro alcohólico fetal se diagnostican en base a los antecedentes de la madre y al aspecto físico del bebé, a partir de un examen realizado por el médico.

Tratamiento para los trastornos del espectro alcohólico fetal

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (Food and Drug Administration, FDA) ha indicado fármacos específicos para el tratamiento de los síntomas de abstinencia del alcohol en los bebés. Sin embargo, no existen tratamientos para las anomalías congénitas y la discapacidad intelectual de por vida. Los bebés y los niños que sufren de daños relacionados con el alcohol suelen necesitar un seguimiento del desarrollo y, posiblemente, un tratamiento y cuidado a largo plazo.

Prevención del síndrome de alcoholismo fetal

Los trastornos del espectro alcohólico fetal se pueden prevenir en un 100 por ciento. Sin embargo, implica que la madre deje de consumir alcohol antes de concebir un bebé. Ya que la mayor seguridad proviene de no consumir absolutamente nada de alcohol, las mujeres deben dejar de beber alcohol inmediatamente si existe la posibilidad de un embarazo.